Menú de
contenidos

Storytelling: conoce su importancia en la creación de contenido

Artículos que podrían interesarte

Por: David Cruz- Gestión de Marketing

La forma en que presentamos nuestro contenido desempeña un papel crucial en su capacidad de añadir valor, y esto se refleja en nuestra habilidad para contar historias de manera persuasiva. Este aspecto es fundamental en una amplia gama de contextos, desde el ámbito del marketing hasta el de la educación y la política.

Es por esto que la importancia del storytelling radica en la manera en que moldeamos las narrativas, transformándose en experiencias cautivadoras que desde el primer momento logran conectar con nuestra audiencia y, en última instancia, alcanzar los objetivos que nos hemos propuesto.

El storytelling tiene el poder de enamorar a nuestro público objetivo, inspirándolos a realizar las acciones que como empresa necesitamos que realicen. 

Por eso la forma en que se planifica y presenta una historia determina cómo será comunicada (en diferentes formatos), y si esta tendrá o no éxito.

¿Qué es y para qué sirve el storytelling?

El storytelling, una palabra de origen anglosajón que se compone de «story» (historia) y «telling» (contar), y que se refiere al arte de narrar historias de manera convincente y efectiva. 

Este término ha evolucionado hasta convertirse en una herramienta fundamental en diversos contextos, desde la publicidad y el marketing, hasta la enseñanza y el liderazgo. Pero, ¿qué lo compone?

  • Objetivo principal: conectar emocionalmente con el público, transmitir mensajes de forma memorable y persuadir a la audiencia.
  • Énfasis en la narrativa: destacar la historia y resaltar un conflicto o desafío que el protagonista enfrenta antes de lograr una hazaña o superar un obstáculo. 
  • Forma de narrar: suele enfocarse en el desarrollo de la trama y deja una conclusión que invite a la reflexión en quienes escuchan o presencian la historia. 

Por esto el contenido creado debe tener un impacto significativo en nuestra comunicación con el público, pues tenemos la posibilidad de llegar a involucrar a la audiencia de manera efectiva y ofrecer contenido de calidad, a la vez que se establecen vínculos más fuertes.

Esto no solo aumenta la interacción y participación del público, sino que también contribuye a construir una comunidad en línea más comprometida y receptiva.

Cuando el contenido resuena con las emociones y necesidades de la audiencia, se crea una conexión más profunda que fomenta la lealtad y la confianza en la marca o en el emisor del mensaje.

Además, al crear una comunidad en línea comprometida, se abre la puerta a conversaciones significativas y a la retroalimentación directa por parte del público, lo que puede ser invaluable para ajustar estrategias y mejorar la comunicación y el contenido. 

Storytelling en investigaciones académicas

Desde un punto de vista académico, diversas universidades han puesto énfasis en el desarrollo de investigaciones basadas en el storytelling y su influencia en la creación de contenido en diferentes contextos. 

Estudios en este campo han explorado cómo la narrativa impacta la forma en que el público percibe y analiza la información.

Por ejemplo, algunas investigaciones han demostrado que el storytelling puede aumentar la retención de información y la empatía hacia los personajes o situaciones presentadas en una historia. 

Además, se ha encontrado que las historias bien estructuradas pueden influir en las actitudes y comportamientos del público, ya sea al cambiar sus opiniones sobre un tema o al motivarlos a tomar ciertas acciones.

En una investigación llevada a cabo por la Universitat Oberta de Catalunya, se afirma que el storytelling, en el contexto de las redes sociales, resulta tan relevante como las conversaciones que se desarrollan a lo largo del tiempo, expresadas a través de comentarios, menciones, hashtags, valoraciones, hilos, reinterpretaciones, ubicaciones, cifras de seguimiento y otras posibles manifestaciones intertextuales.

En otras palabras, el storytelling no solo permite comunicar ideas, valores y experiencias, sino también fortalece los vínculos emocionales con la audiencia. 

Al contar historias de manera efectiva, se logra captar la atención del público y facilitar la comprensión y retención de la información.


Como mencionan Mithra Moezzi, Kathryn B. Janda y Sea Rotmann en su investigación ‘Using stories, narratives, and storytelling in energy and climate change research’: “Las historias son utilizadas para comunicarse, influir e involucrar al público”.

Además, sirven como artefactos que pueden ser analizados en términos de contenido, actores, relaciones, poder y estructura. Estas narrativas también llegan a emplearse para recopilar información, proporcionar conocimientos y replantear la evidencia de maneras que los formatos más estructurados por la ciencia pueden pasar por alto.

Estructura del Storytelling

La estructura del storytelling es crucial para el desarrollo y la planificación efectiva del contenido. La estructura comúnmente utilizada es: 

  1. Introducción: se establece la situación inicial y se presentan los personajes principales.
  2. Contexto: proporcionan detalles sobre el entorno y el desarrollo de la historia, situando al espectador en el escenario.
  3. Aparición del protagonista: introduce al protagonista o al producto central, proporcionando claridad sobre su propósito o función.
  4. Clímax: se alcanza el punto culminante de la historia, donde se resuelven conflictos o se toma una decisión crucial.
  5. Desenlace: presenta la conclusión de la historia, revelando el resultado final o la consecuencia de las acciones del protagonista.
  6. Conclusión: destaca el mensaje principal que se desea transmitir, consolidando el impacto emocional o la lección aprendida.

Esta estructura proporciona un marco sólido para la planificación de contenidos. Al seguir estos pasos, se puede garantizar que el contenido tenga coherencia narrativa y transmita efectivamente el mensaje deseado. 

Dos técnicas de Storytelling

La estructuración de la historia permite crear narrativas que se ajusten al contenido que se quiere transmitir dentro de un contexto específico. 

Es por esto que vamos a presentar dos técnicas que son catalogadas como herramientas poderosas para lograr un mayor acercamiento al público objetivo.

1. El viaje del héroe: esta técnica se desarrolla en doce pasos donde el héroe (protagonista o producto) los recorre hasta llegar al objetivo. Estos pasos son:

  1. Mundo ordinario.
  2. Llamada a la aventura. 
  3. Reticencia inicial. 
  4. El mentor 
  5. El cruce de umbrales. 
  6. Pruebas, aliados y enemigos. 
  7. Acercamiento.
  8. La gran prueba.
  9. La recompensa.
  10. El camino de vuelta.
  11. La resurrección.
  12. Regreso. 

2. El arco narrativo: esta técnica permite fragmentar la historia por capítulos o en secuencias para contar lo que se quiere dentro del contenido por medio de cinco pasos:

  1. Planteamiento. 
  2. Acción ascendente. 
  3. Clímax 
  4. acción decente 
  5. Desenlace

El storytelling ayuda a dar forma a la historia, enfocándose en aspectos como la narrativa, los personajes y los conflictos para transmitir mensajes de manera efectiva. 

Por otro lado, la estructura de la historia permite organizar los elementos narrativos de manera coherente, asegurando que la historia fluya de manera lógica y que el mensaje deseado se comunique de forma clara y precisa.

Con cualquiera de estas dos técnicas, se puede crear un contenido que no solo sea atractivo y entretenido, sino también relevante y significativo para el público, lo que aumenta las posibilidades de conexión y engagement. 

Tipos de Storytelling

El tipo de storytelling que quiera utilizar dependerá del mensaje que desee transmitir y del público al que se quiera dirigir. Algunos tipos de storytelling incluyen: 

  • Storytelling personal: narra una historia personal para conectar con el público.
  • Storytelling de producto: se enfoca en contar una historia desde la marca para promocionar el producto. 
  • Storytelling emocional: cuenta la historia donde la narrativa se enfoca en la emociones para conectar con el público. 
  • Storytelling de marca: narra desde los valores de la marca para contar una historia. 

Storytelling y las emociones


El storytelling es efectivo porque se conecta con las emociones de la audiencia. Al enfocarse en la narrativa emocional, se genera una conexión más profunda con el público, lo que a su vez aumenta el engagement y la resonancia del contenido.

Las emociones desempeñan un papel fundamental en la creación de contenido, ya que los usuarios tienden a tomar decisiones más racionales y conscientes, cuando se sienten emocionalmente conectados. 

Al hacer que el público se identifique con la historia o el mensaje, se genera una sensación de pertenencia y afinidad con la marca o el producto.

Como menciona Tereza Lopez, en el artículo ‘Storytelling conectado con las emociones’: “En la actualidad, la mayoría de marcas y emprendimientos publican sus productos y servicios por redes sociales, una forma de destacar entre sus competidores es transmitiendo un mensaje que apele a las emociones del consumidor”.

Storytelling como estrategia de comunicación 

En la creación de contenido efectivo, es fundamental contar con una estrategia clara que defina tanto el «cómo» y el «por qué» detrás del mensaje a transmitir. 

Según Andrés Acosta en el artículo «Storytelling y comunicación multidireccional: una estrategia formativa para la era digital», el storytelling permite construir una comunicación hipertextual, empoderando al narrador y generando mayor interés en los espectadores al ser no lineal. Este método integra información y contenido emocional de los prosumers, enriqueciendo la comunicación y permitiendo a los destinatarios identificarse con el mensaje.

El storytelling facilita la comprensión y retención del mensaje al basarse en elementos humanos y emocionales, siendo más accesibles y memorables para el público.

Al cautivar a los clientes con historias que establecen una conexión emocional directa, se construye el reconocimiento y notoriedad de la marca. Estas narrativas inspiradoras y motivadoras ofrecen contenido valioso que trasciende las simples piezas gráficas, permitiendo al público identificarse con ellas.