Objetivos de la Responsabilidad Social Empresarial, hacía un futuro sostenible

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) surgió en la época de los 50’s como respuesta a los desafíos socioeconómicos, ambientales y éticos del momento. A partir de ahí surge la necesidad de las empresas en asumir un papel proactivo en la construcción de un futuro sostenible y equitativo.

Con base en lo anterior, en este artículo te vamos a contar sobre las necesidades que motivan la adopción de prácticas socialmente responsables, las cuales van desde el fortalecimiento de la reputación corporativa, hasta la creación de relaciones sólidas con la comunidad.

Conoceremos cómo la RSE responde a las exigencias éticas de nuestra era, y genera beneficios tangibles y a largo plazo para las empresas.

¿Qué es la Responsabilidad Social Empresarial?

La RSE es el compromiso voluntario de las empresas de incorporar un objetivo social para la sociedad y el medio ambiente, desarrollando planes de trabajo en pro de hacer una contribución. 

Lo anterior no solo significa el cumplimiento de las obligaciones legales, sino que implica tomar decisiones éticas y sostenibles que beneficien a las organizaciones y a sus grupos de interés. Esto se puede convertir en mucho más que un voluntariado, se debe convertir en cultura empresarial y corporativa. 

La RSE debe ser parte de la organización de la empresa y se deberá consignar en la misión y visión de las compañías, evidenciando un cambio integral donde se garanticen los recursos y se hagan los esfuerzos necesarios para cumplir con los proyectos que se trazan, permitiendo la participación de los empleados. 

El Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI) un organismo fundado en 1988, indica que una empresa socialmente responsable es aquella que se encarga de crear compromisos conscientes y congruentes para cumplir con las expectativas de todos los sectores participantes (internos y externos).

Importancia de la RSE en las compañías

El objetivo social radica en el bienestar de la sociedad y del entorno en el que opera, más allá de los beneficios económicos. Mientras que una empresa tradicional busca generar ganancias para sus accionistas, una socialmente responsable se compromete a equilibrar sus objetivos económicos con consideraciones éticas, medioambientales y sociales.

En esto radica la importancia de que las organizaciones creen negocios sustentables, con medidas que permitan durabilidad en el tiempo. 

Ser una compañía socialmente responsable hoy influye en una larga lista de cadenas de valor como las de mejorar el mercado laboral, en la reputación y en la imagen que muestra la imagen al público. 

Características y beneficios de la Responsabilidad Social Social Empresarial

La RSE fortalece la posición y el rendimiento a largo plazo de una empresa en el mercado, acá te contamos sus características y beneficios.

Mejora de la reputación corporativa

La RSE contribuye a la construcción de una imagen positiva de la empresa, generando confianza y lealtad entre los consumidores. 

Además, puede ayudar a atraer y retener talento, fortaleciendo la marca empleadora. 

Por su parte la reputación corporativa demuestra un compromiso genuino con las prácticas éticas, sostenibles y socialmente responsables, generando confianza y apoyo tanto entre los stakeholders internos como externos.

Gestión de riesgos

Las compañías que asumen la responsabilidad social empresarial están mejor preparadas para enfrentar crisis y riesgos, tanto laborales como económicos y de desastres, ya que han incorporado procesos que garantizan la transparencia, la ética y la sostenibilidad en todas sus operaciones.

La responsabilidad social incluye el compromiso con la seguridad y el bienestar de los empleados. La gestión efectiva de riesgos laborales y la creación de un entorno de trabajo seguro puede prevenir accidentes y problemas de salud ocupacional. 

Esto les permite adaptarse fácilmente a condiciones cambiantes del mercado y tecnológicas, reduciendo riesgos asociados con la obsolescencia y la falta de adaptabilidad.

Acceso a nuevos mercados

Muchos consumidores están optando por apoyar a empresas que demuestran un compromiso social y ambiental. Compañías socialmente responsables tienen más oportunidades de acceder a nuevos mercados y negocios, ampliando su base de clientes.

Fomento de la innovación

Se impulsa la innovación dentro de las compañías, ya que se busca constantemente encontrar soluciones sostenibles y éticas. Esto conduce al desarrollo de nuevos productos y servicios que beneficien tanto a la empresa como a la sociedad.

Lealtad de clientes y proveedores

Siempre se está buscando información constante de la empresa como lo son las condiciones en temas de producción y cumplimiento. La RSE ayudará a que se tenga una mayor oportunidad y ventaja en el mercado empresarial. 

Acceso a capital

Las empresas con sólidas prácticas de RSE son más atractivas para los inversores éticos y fondos sostenibles, facilitando el acceso a capital y financiamiento.

Objetivos de la responsabilidad social empresarial

El principal objetivo de la RSE es implementar estrategias socioambientales que se puedan aplicar en las empresas a través de diferentes acciones y prácticas, que busquen un equilibrio entre lo económico, social y ambiental. 

Estas acciones deben impactar de manera positiva las comunidades. Acá te vamos a contar las principales formas de aplicar la RSE:

Cumplimiento de la legislación

Las empresas deben operar dentro de los marcos legales y cumplir con todas las regulaciones y normativas vigentes que cobijan los temas de responsabilidad corporativa tanto en Colombia como en las regiones. 

Un ejemplo de esto es Bancolombia que ha desarrollado un despliegue en todo el territorio sobre su programa de Inclusión financiera, cumpliendo así con todo lo que dicta las normas de RSE. Lo anterior mediante programas que brindan acceso a servicios financieros a comunidades desfavorecidas.

Ética empresarial

Promover y seguir altos estándares éticos en todas sus actividades como:

  • Tratar a los empleados con respeto y dignidad.
  • Evitar la discriminación y el acoso.
  • Actuar de manera justa en todas las transacciones comerciales que se acostumbran en la organización. 

Esto con el fin de crear una cultura sana y responsable, que sea perdurable en el tiempo. 

Responsabilidad ambiental

Se deben adoptar prácticas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente, como la reducción de residuos, el uso eficiente de los recursos naturales y la implementación de políticas para minimizar la emisión de gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático.

Estas son dos empresas que son ejemplo de cómo se deben implementar acciones de Responsabilidad Social Empresarial:

  1. Grupo Nutresa:

Compromiso con la sostenibilidad en la cadena de suministro: ha trabajado en asegurar la sostenibilidad en su cadena de suministro, promoviendo prácticas agrícolas responsables y sostenibles.

Eficiencia energética y reducción de residuos: ha implementado medidas para mejorar la eficiencia energética y reducir los residuos en sus procesos productivos.

  1. Ecopetrol

Ha trabajando en crear una gestión ambiental integral: ha implementado prácticas de gestión ambiental integral en sus operaciones, enfocándose en la reducción de emisiones, la gestión de residuos y la conservación de la biodiversidad en las áreas donde opera.

Inversiones en energías renovables: ha destinado recursos a proyectos de energías renovables y tecnologías limpias como parte de su estrategia para diversificar su portafolio hacia fuentes de energía más limpias.

Responsabilidad hacia los empleados

Se debe velar por el bienestar y la seguridad de sus empleados, proporcionando un entorno de trabajo seguro, beneficios laborales justo, que estén alineados a la cadena de valor de la compañía. 

Lo anterior con el ánimo de contribuir a la  igualdad de oportunidades y desarrollo profesional. Dentro del marco de la RSE se deberán aplicar las siguientes acciones:

  • Condiciones laborales.
  • Desarrollo profesional y capacitación.
  • Equidad y diversidad.
  • Beneficios y bienestar.
  • Participación y toma de decisiones
  • Equilibrio trabajo-vida.

Una de las empresas que hoy genera acciones de calidad hacia sus empleados es ISA (Interconexión Eléctrica S.A.).

  • ISA: implementa programas de capacitación y desarrollo profesional para sus empleados, además de promover la salud y seguridad ocupacional. La empresa busca fomentar un ambiente de trabajo colaborativo y ético.

Inversión en la comunidad

Las compañías pueden contribuir al desarrollo de la comunidad a través de donaciones, patrocinios y proyectos sociales que mejoren la calidad de vida de las personas para promover el crecimiento económico y social de todas las personas a través de las siguientes acciones:

  • Creación de empleo.
  • Inversión en capacitación y desarrollo.
  • Apoyar a organizaciones locales y comunitarias.
  • Participar en programas de voluntariado.
  • Apoyo en iniciativas de salud.
  • Promocionar la cultura local.

Un ejemplo de esto es Grupo Argos quienes lideran una de las mejores iniciativas de RSE

  • Argos: realiza inversiones en la comunidad a través de su Fundación Argos, la cual se enfoca en proyectos educativos, culturales y ambientales. La empresa apoya iniciativas que contribuyen al desarrollo sostenible de las comunidades en las que opera.

Transparencia y rendición de cuentas

La comunicación clara y abierta con sus stakeholders, compartiendo información sobre el desempeño social y ambiental, asumiendo la responsabilidad por sus decisiones y acciones, son fundamentales para las empresas socialmente responsables, especialmente por las siguientes razones:

  • Credibilidad deportiva.
  • Mitigación de riesgos.
  • Cumplimiento de expectativas.
  • Mejora continua.
  • Cumplimiento normativo.
  • Inversión responsable.
  • Motivación interna. 

Al integrar la responsabilidad social en su ADN, las empresas no solo cumplen con las expectativas éticas de la sociedad, sino que también construyen relaciones sólidas con sus stakeholders y fortalecen su posición en el mercado. 

Programas de responsabilidad social que deben acoger los directores

La RSE tiene la finalidad de disminuir impactos negativos en el medio ambiente y en la sociedad. Para los dirigentes es importante tomar acciones y medidas que mitiguen la falta de estos objetivos. 

Igualmente, deben colocar metas que logren cumplir con las expectativas actuales del mercado como lo son:

Integrar la RSE en la estrategia corporativa

La RSE debe formar parte de la visión y misión. Los directores deben establecer metas y objetivos claros, alineados con principios éticos y sostenibles enmarcados en el tiempo. 

Ser una empresa sostenible es apostarle a la excelencia y al posicionamiento empresarial de la compañía en el mercado. 

Cultivar una cultura empresarial responsable

Deben promover una cultura empresarial que logre involucrar aspectos económicos, ambientales y sociales dentro de la organización, para que desde el interior se promueva la cultura socialmente responsable. 

Esto implica involucrar activamente a los empleados, fomentando la diversidad y la inclusión, establecer políticas internas que reflejen los valores y las prácticas sostenibles que estén alineados con la visión de la empresa.

Establecer alianzas estratégicas

La colaboración con otras organizaciones, ONGs y la sociedad civil puede reforzar el impacto de las acciones de RSE. 

Los directores deben buscar alianzas estratégicas que les permitan implementar proyectos de responsabilidad social de manera efectiva, también deberán hacer parte de las mediciones que se hacen a nivel mundial sobre sostenibilidad.

Medir y comunicar el impacto

Es esencial que los directores desarrollen sistemas de seguimiento y medición del impacto de las acciones de RSE. Además, deben comunicar de manera transparente los logros y desafíos de la empresa, para que todos tengan conocimiento sobre lo que se está desarrollando. 

La RSE es más que una moda o una tendencia, es un enfoque estratégico que puede generar ventajas competitivas y sostenibilidad a largo plazo. Los directores tienen un papel fundamental en impulsarla, integrándose en la estrategia corporativa y promoviendo una cultura empresarial responsable. 

Solo a través de acciones concretas y consistentes se pueden lograr beneficios tanto para la empresa como para la sociedad en general.

A medida que la conciencia social crece, la RSE se convierte en un diferenciador clave que no solo beneficia a la sociedad, sino que también fortalece la resiliencia y el éxito a largo plazo de las empresas. Al acogerla, las empresas dan forma al presente, al tiempo que contribuyen a un futuro más justo, sostenible y ético. 

En última instancia, la RSE no es solo una estrategia empresarial inteligente, es un compromiso con la construcción de un mundo mejor para todos.

Artículos que podrían interesarte

Tu idioma favorito

Siguenos en:

Suscríbete a nuestro
Newsletter